• Dificultad

    Iniciación

  • Localización

    Rambla de Huechar

  • Precio 1-9 personas

    30€

  • Precio 10-50 personas

    25€

Nos encontramos ante uno de los puentes más antiguos de la provincia, encontrándose a las puertas de la alpujarra almeriense, un lugar ideal para realizar puenting en Almería. El nombre más común con el que se le conoce es el puente de Gádor, aunque su nombre real es el puente de los cinco ojos por los cinco arcos que tiene en su estructura. Este tiene una altura aproximada de 35-37 metros los cuales hacen al puenting en Gádor muy atractivo cuando uno asoma la frente por el borde.

La construcción con bloques de piedra lo hacen ideal para la instalación de los sistemas de seguridad y para saltar.

Nos encontramos un paisaje semi- desértico donde predominan matorrales y arbustos, este puente está situado en la rambla de Huechar conectando en su parte inferior al Rio Andarax.

Guías Titulados

Nuestros monitores y guías cumplen toda la normativa vigente

Seguros incluidos

En el precio va incluido seguro de R.C.

Video Reportaje

Disfruta de esta recopilación durante toda la actividad para poder guardar este recuerdo dónde reir y analizar con amigos, familiares…

Diversión asegurada

Ponemos todo nuestro saber hacer para que disfrutes de un día que no olvidarás

Preparados, listos y ACCIÓN!!!

Una vez que pasamos Gádor y comenzamos a subir la carretera antigua que va hacia los millares, carretera muy frecuentada por ciclistas, a los pocos minutos llegamos al puente de los cinco ojos, llamado asi por sus arcos, el cual aseguramos que no tiene ninguna perdida.
Una vez que hemos cruzado el puente aparcaremos nuestro vehículo a la derecha de la carretera donde hay un pequeño descampado que podremos usar como aparcamiento.

Una vez allí se darán los detalles técnicos de lo que hemos venido a hacer… y comenzaremos la acción.

Pulsaciones a mil

Nos situaremos bajo el segundo arco donde con paciencia os pondremos el material necesario para el salto, una vez finalizada esta fase os toca a vosotros ser los protagonistas, habrá que subirse al borde del puente aproximadamente de medio metro y una vez arriba daremos pequeños pasos hasta llegar al borde, momento crítico y donde ya la actividad está a flor de piel.

3,2,1 SALTA!!!

De repente oirás un 3…2…1…. SALTA!!

Y vuestro cuerpo sin saber por qué se encontrará volando a toda velocidad hacia el suelo viendo la vida pasar, cuando a los varios segundos notaremos como las cuerdas absorben la caída y comenzareis a realizar el péndulo y ya es donde vuelva la conciencia de donde está uno.

Adrenalina y y felicidad concentradas

Al finalizar el balanceo por el salto os descenderemos con mecanismo manuales y automáticos hasta el suelo donde una vez que se pone los pies en el suelo, se recupera los sentidos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

X